La famosa alberca infinita del Resort crea un paisaje acuático único, en donde se fusiona la alberca, el mar y el cielo, rodeada de un ambiente tranquilo y harmonioso, característico de Las Ventanas al Paraíso.

MAYORDOMOS DE ALBERCA

Descansar al lado de la alberca de Las Ventanas es una experiencia única. Desde sorbetes en cortesía hasta despertar a los huéspedes personalmente a la hora acordada, los famosos Mayordomos de Alberca del Resort hacen de ésta una experiencia de lo más placentera. Ellos se encargan de ajustar el camastro y la sombrilla –durante todo el día según la posición del sol-, acercan grandes y mullidas toallas, ofrecen iPads y Kindles así como revistas y novelas, y proveen a los huéspedes de iPods precargados con una gran variedad de música, desde jazz hasta rock y hip hop. Además, los Mayordomos de Alberca refrescan a los huéspedes con rocío de agua Evian y toallas húmedas, refrescan su paladar con frías delicias y se encargan de satisfacer sus requerimientos, como bloqueador solar y mucho más. Y, por supuesto, les acercan refrescantes bebidas y deliciosos platillos del Sea Grill.

En las hamacas ubicadas sobre la arena, los Mayordomos de Alberca sirven como alarmas personales, ayudando así a los huéspedes a asolearse –y a dormir-, el tiempo que ellos requieran. Cada hamaca está equipada con banderines (azul y blanca para indicar una hora, y amarilla media hora). Los huéspedes colocan la indicada y los Mayordomos los despiertan a la hora señalada de la manera más atenta, con el sonido del teponaztle, un ancestral instrumento mexicano de percusión.

HORARIOS

De 9 a.m. a 6 p.m.

DETALLES

Para más información:
lasventanas@rosewoodhotels.com