La colorida historia está en todas partes
Tiempo de fiesta en el Centro Histórico

La encantadora e histórica ciudad de San Miguel de Allende captura los sentidos con coloridas construcciones coloniales y un escenario artístico y culinario vivaz. La música está en todas partes y el aire permanece fragante con las flores y hierbas de las diversas azoteas, balcones y jardines de la ciudad.

Rosewood de San Miguel de Allende se inauguró en febrero de 2011. Su construcción se llevó a cabo manteniendo la apariencia y la sensación del viejo San Miguel a fin de captar la esencia histórica y el ambiente de la ciudad más amada de México. El hotel rinde homenaje al pasado histórico de San Miguel de Allende y a la vez que se mantiene fiel a la filosofía Rosewood de proporcionar a sus huéspedes una experiencia memorable de lujo sin igual y sencilla elegancia.

Inundado de los tonos cálidos favoritos de la ciudad, y complementado con arcos de estilo colonial, herrajes artesanales y adornos de madera tallados a mano, el hotel combina a la perfección con las construcciones históricas de la ciudad y recuerda a una gran hacienda antigua.

La calidez de la gente y el escenario protegido de esta ciudad en las montañas del centro de México han capturado los corazones de los visitantes durante siglos. Fundada en 1542 por el monje franciscano Fray Juan de San Miguel, la ciudad misionera de San Miguel el Grande era una parada importante en la ruta de la plata de la Nueva España.

Se considera a San Miguel un ejemplo notable de arquitectura barroca colonial española del siglo XVI y también jugó un papel importante durante la Guerra de la Independencia mexicana. Para honrar a su famoso hijo y héroe nacional, Ignacio de Allende, la ciudad cambió su nombre a San Miguel de Allende en 1826. En las últimas décadas, la belleza natural del paisaje que lo rodea, la calidad de la luz y el ambiente único han atraído a artistas para estudiar, trabajar y establecerse en el lugar.

San Miguel fue designada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 2008 por su autenticidad colonial e integridad cultural, y la excelente condición de su Centro Histórico. Con respeto y veneración por la historia, la cultura y la creatividad de San Miguel, el hotel acoge la filosofía de Rosewood, A Sense of Place®, y refleja el encanto existente, la envergadura y la arquitectura de la ciudad.

Rosewood de San Miguel tiene una extensa colección de arte contemporáneo mexicano que se exhibe en todas las áreas públicas del hotel y consta de obras de prominentes artistas activos en diversas regiones del país e incluye a algunos artistas expatriados que han hecho de San Miguel su segundo hogar.

Las pinturas de estos artistas reflejan el rico paisaje cultural y los colores vibrantes de México. La mayoría de los artistas representados en la colección han exhibido su arte en importantes museos de México y el extranjero. Su arte en conjunto crea a la vez una expresión colectiva de México y una experiencia íntima del vocabulario visual exclusivo de cada artista que recurre a una historia compleja de imágenes (prehispánicas, coloniales, de «Escuela Mexicana», y vanguardia europea y norteamericana post-revolucionaria hasta el siglo XX.)