El lujo colonial del emblemático Rosewood San Miguel de Allende se extiende desde sus tradicionales habitaciones hasta su colección de sorprendentes Residencias que ofrecen a sus huéspedes un nivel supremo de lujo y privacidad para disfrutar de una vacaciones largas o de un fin de semana en espaciosos ambientes que reflejan la historia y arquitectura del destino que las alberga.

Las Residencias Privadas Rosewood se disponen a lo largo de un camino empedrado con faroles y balcones de cantera con hierro forjado, simulando las pintorescas calles de San Miguel de Allende. La amplitud de espacios que ostenta cada propiedad va de los 420 a los 750 metros cuadrados. Cuentan con 2, 4 y 5 recámaras cada una con baños de mármol y vestidor, amplias estancias, patios con fuentes, jardín, cocina con equipo de la firma Viking®, elevador (excepto por la residencia de 2 habitaciones), estacionamiento subterráneo privado y terraza en la última planta con asador, chimenea, jacuzzi y espectaculares vistas del centro de la ciudad.

Cada residencia es única y diferente de las otras en su distribución, diseño y decoración, aun cuando todas conservan el mismo estilo colonial, propio de la ciudad, y consideran en cada detalle los colores y encanto de éste histórico destino, Patrimonio Cultural de la Humanidad. Sus elementos decorativos incluyen canteras y maderas de la región, muebles finos hechos por artesanos mexicanos y obras de arte y antigüedades que son reflejo del México tradicional y contemporáneo.

Para su comodidad, los huéspedes de las Residencias pueden solicitar beneficios exclusivos que van desde el abastecimiento de insumos previo a su llegada, chef privado y servicio de mayordomo hasta la organización de una cena íntima en la terraza de su residencia. Además, tienen a su disposición todos los servicios e instalaciones del hotel, como piscinas, su Restaurante 1826, Luna Rooftop Tapas Bar y su distinguido Sense, A Rosewood Spa.

Para más información y reservaciones, llame al 01 800 363 7373.